Las Modas Y Sus Modelos Me Tienen Frito

| Comments

Las modas y sus modelos me tienen frito.

Empiezo así mi post porque no sabría como empezarlo sin ser más directo. Me tienen frito.

Parece que, a pesar de intentar sacar el pecho cuando alguien se mete con nuestro trabajo, no tenemos personalidad alguna. Parece que nuestra voz no es otra cosa que un pequeño altavoz, muchas veces rallado y penetrante, cuyo único objetivo a lo largo del día es, o bien repetir lo que dicen algunas personalidades, o tratar de imbéciles a los que no piensan igual. Nada más.

Yo soy un gran fan del clean code. No, no me he leido el libro ( Creo que me repito, pero por si acaso ) y no por esto no puedo corroborar que me ayuda trabajar de esta forma, y podría llegar a demostrar la cantidad de horas que me he ahorrado escribiendo mi código bien a la primera.

Ahora bien, tenemos claro que muchas cosas de las que hacemos, las hacemos por algo? O justamente las hacemos porque lo ha dicho el CTO de no se donde? Es decir, tenemos control real sobre nuestra infrastuctura, habiendo diseñado nuestro código conforme a nuestras necesidades reales? O simplemente hemos hecho el estúpido y vago ejercicio de leernos cuatro libros, visto cuatro charlas y aceptar que en sus frases no hay nada más que la verdad, copiando sobre el papel cada idea transmitida por el escritor u orador?

Esto lo suelo pensar mucho, y más ahora que dedico mi tiempo laboral a un proyecto opensource. Mis movimientos, mis decisiones, afectan no tan solo a mi proyecto, sino a miles de ellos (Almenos, espero, en un futuro no muy lejano). Tengo las mismas necesidades que cualquier otro programador a cargo de otro tipo de proyecto?

Pues yo creo que no.

En nuestro proyecto vamos a tomar decisiones sin basarnos en las modas baratas (Que no inútiles) que salen continuamente. Baratas porque cuestan muy pocos comentarios hacerlas pasar de un valor popular incalculable a tener una pésima valoración, siendo estos comentarios frecuentemente ajenos a nuestros intereses.

Hay que pensar las cosas, discutirlas y identificar sus porqués Pero no os equivoquéis. El porqué de las cosas es algo relativo, no absoluto. El por qué tengo que implementar ciertos patrones en mi proyecto, no puedo ni apenas discutirlo con una persona que desconoce completamente tu modelo de negocio, tus necesidades comerciales, tus direcciones técnicas. Estas decisiones solo las puedes tomar tu y tu equipo.

Eso significa que tenemos que dejar de escuchar? Para nada. En escuchar, hablar, compartir y enseñar está el verdadero valor del progreso y de nuestro trabajo, pero no podemos quedarnos en este punto, no podemos aceptar que todo lo que dice una persona con más de medio millón de followers en el twitter es algo que, seguro, funcionará en mi proyecto.

Hay que pensar las cosas. Y cuando piensas, aprendes. Y aprendiendo, progresas. Y un día te encuentras que tienes todas las herramientas para poder decidir con mucha más precisión… Tanta precisión que resulta que la gente empieza a escucharte… Y un día te levantas de la cama y ya tienes medio millón de followers en el Twitter, y te das cuenta que todo lo que dices, sirve de referencia para muchísima gente, y en consecuencia para las direcciones técnicas de muchos proyectos.

Y te acuerdas de todo esto, y en lugar de decir “Esto hay que hacerlo así, o lo estás haciendo mal”, acabas transformando tu discurso en “Si tenéis este problema, podéis solucionarlo así. A mí me ha funcionado, espero que a vosotros también”.

De momento, y mientras esto no sea así, las modas y sus modelos me tienen frito.

Comments